(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 2120 2978 [email protected]

Al principio puede ser difícil comprender la diferencia entre cáñamo y marihuana. Sin embargo, una vez que cavamos profundamente en sus propósitos y composición química, encontrará que son plantas bastante diferentes.

Para compararlas primero hay que saber que el cáñamo y la marihuana pertenecen a la especie Cannabis Sativa L. Cuando se utiliza el término «cannabis», puede referirse a cáñamo o marihuana; ambas han sido cultivadas a lo largo de la historia por sus propiedades naturales y usos industriales.

Diferencias del cáñamo y la marihuana

¿Qué es el cáñamo?

A diferencia de la marihuana, el cáñamo crece alto y resistente con relativamente menos ramificación. Sus cultivos crecen más rápido con un promedio de entre 60 a 90 días, permitiendo a los agricultores plantar varios cultivos en una temporada. El cáñamo produce flores, sin embargo, presentan una concentración mínima de THC. Por lo general se cultiva al aire libre para fomentar su polinización por el viento, esto ayuda a eliminar las malas hierbas. Debido a que el cáñamo puede crecer en una variedad de climas, por lo general se cultiva en grandes parcelas de diferentes hectáreas.

Países al rededor del mundo lo cultivan para fines industriales. Toda su estructura, incluyendo tallo, semillas y flores – se cosechan para producir aceites, alimentos, papel, textiles, fibra y ungüentos tópicos.

Es más abundante en cannabidiol (CBD) que en Tetrahidrocannabinol (THC) en comparación con la marihuana. Para que una planta de cannabis se clasifique como cáñamo, debe contener menos del 0.3% de THC. El CBD es un cannabinoide natural que se encuentra tanto en el cáñamo como en la marihuana. Finalmente al no ser psicoactivo, ha demostrado poseer beneficios naturales para la salud y presentar propiedades como inhibidor de THC.

Plantío de cáñamo

¿Qué es la marihuana?

La marihuana se cultiva específicamente para la producción de THC, compuesto psicoactivo. No toda la marihuana contiene el mismo nivel de THC, las cepas se pueden cultivar para ser más potentes. Dependiendo de la cepa, la marihuana puede contener de 10% a 30% de THC – casi 33 veces más que el cáñamo más potente.

A diferencia del cáñamo, sólo se cosechan las flores, el resto es desechado pues su tallo es mucho más corto y menos fuerte. Aunque el THC se encuentra en toda la planta, las flores presentan concentraciones más altas debido a que el compuesto se mantiene en los tricomas de la flor.

La marihuana crece más lento comparado con el cáñamo y puede tomar una temporada completa para crecer,  es decir, entre 100 y 120 días. La planta permanece corta y espesa para ayudar a producir la mayoría de las flores . Debido a que necesita ser monitoreada de cerca, normalmente se cultiva en interiores y bajo condiciones estables de iluminación, temperatura y humedad. Para crecer adecuadamente deben estar separadas unas de otras  pues necesitan tener espacio. Por último, las plantas masculinas deben estar separadas de las femeninas, ya que la polinización reduce la concentración de THC.

Plantío de marihuana

¿De qué planta proviene el aceite de CBD?

El aceite de cáñamo rico en cannabidiol se puede obtener del cáñamo o de la marihuana. Sin embargo, el aceite de CBD encontrado en los productos de HempMeds se obtiene a partir del cáñamo.

Un error común es creer que el aceite de CBD derivado del cáñamo es de alguna manera menos potente que el aceite extraído de la marihuana. A nivel molecular, el CBD del cáñamo es el mismo que el de la marihuana; con la diferencia importante de que al usar cáñamo no se corre el riesgo de una posible psicoactividad.

Explicación de la diferencia entre cáñamo y marihuana 

Aprenda más del cáñamo y  CBD visitando nuestra página de noticias.

Llámanos
WhatsApp chat

Send this to friend