(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 3055 7068 [email protected]

La revista estadounidense New Frontier Data publicó un artículo sobre el prometedor futuro económico del cáñamo industrial.

En el artículo, el autor nos relata la situación actual del mercado de Estados Unidos en relación a la soya y los problemas que contrae por el cobro de aranceles a su contraparte en China, ademas, de cómo el cáñamo promete ser la solución a la brecha económica que esto representa.

Por primera vez en décadas, Estados Unidos se encuentra envuelto en una guerra comercial internacional. Hasta ahora, miles de millones de dólares en aranceles han sido afectados tanto en bienes nacionales como extranjeros; pero pocos grupos han sentido el dolor de esta guerra más que los agricultores estadounidenses.

¿Podría la producción de cáñamo industrial ayudar a los agricultores a tener una ventaja crítica en esta guerra comercial?. Los datos parecen sugerirlo, en este informe especial, el artículo de Hemp Business Journal nos guía a través de los números de cómo puede hacerlo.

El cáñamo al rescate

El cultivo industrial del cáñamo ayudaría a los Estados Unidos a obtener una ventaja en la guerra comercial con China de dos maneras; la primera es que una industria de cáñamo en crecimiento en Estados Unidos recortaría las exportaciones de cáñamo chino.

Como el mayor exportador de cáñamo en el mundo, China podría perder las partes de su mercado de exportación si un competidor como los Estados Unidos pudiera desarrollar infraestructura de procesamiento para recortar su participación en el mercado. 

La segunda razón es que el cultivo de cáñamo a gran escala podría ayudar a aliviar la presión de los asediados agricultores de soya.

El autor sugiere que para los agricultores que sienten presión por los aranceles de la soya, el cáñamo representa un cultivo alternativo viable que puede ser mucho más rentable. Según Joe Hickey, director de relaciones corporativas y fundador de Atalo Holdings. «Algunos de los granjeros aquí, en Kentucky, si ganan $30 o $40 dolares por hectárea, están contentos de no haber ido al fondo», dijo Hickey. «Pero el cáñamo es un tema completamente diferente. Ni siquiera hemos rozado la superficie». Atalo Holdings es una de las mayores cooperativas de cultivo de cáñamo en el estado de Kentucky, con más de 60 agricultores como parte del grupo. Según Hickey, la rentabilidad del cáñamo depende principalmente de la razón por la qué se cultiva.

En la actualidad, hay tres propósitos principales por los que el cáñamo se cultiva: para grano/semilla, fibra y  por su contenido de cannabidiol (CBD). El grano de cáñamo puede venderse entre $0.60 y $ 0.65 dolares por kilogramo, y en promedio, los agricultores de cáñamo obtienen alrededor de 500 kilogramos de grano de cáñamo por hectárea.

Después de tomar en cuenta los costos, que pueden oscilar entre $300 y $350 dolares, los agricultores pueden ganar entre $250  y $300 dolares por hectárea. Del mismo modo, la fibra de cáñamo se vende por aproximadamente $260 dolares por tonelada. En promedio, los cultivos de cáñamo pueden producir entre 2.5 y 3 toneladas de fibra de cáñamo por hectárea, lo que significa que después de los costos, los agricultores pueden obtener ganancias de hasta $480 dolares por hectárea, estima el autor.

Gran parte del mercado de fibra depende de la capacidad de procesamiento industrial, y en la actualidad, hay poco en el emergente mercado. Cuando se trata de determinar la rentabilidad del cáñamo cultivado para extractos de cannabidiol, la matemática es muy variada para los agricultores.

Tipos de cultivo de cáñamo con alta concentración de cannabidiol

Hay dos métodos principales para cultivar cáñamo por su cannabidiol.

El primer modelo es el método agronómico, que es donde el cáñamo se cultiva como cualquier otro cultivo agrícola básico. La ventaja del método agronómico es que es barato y conlleva menos riesgos que otros métodos de cultivo. El inconveniente, sin embargo, es que produce menos cannabidiol.

El segundo modelo se llama método hortícola, donde el cáñamo se cultiva de manera similar al cannabis. Los productores que usen este método a menudo usarán el término «árboles de Navidad cortos y de gran volumen» para describir su cultivo. La ventaja de este modelo es que los agricultores obtienen concentraciones significativamente mayores de cannabidiol que el modelo agronómico. El inconveniente del modelo hortícola es que es más caro y aún no es escalable para la mayoría de los agricultores. Dependiendo del estado, las circunstancias y el método de cultivo; cultivar cáñamo para extraer cannabidiol puede generar entre $ 2,500 y $ 75,000 dolares por acre.

Con una gama tan increíble de beneficios para los agricultores, la paradoja de la elección y la curva de aprendizaje sobre cómo cultivar exactamente el cáñamo sigue siendo grande para muchos agricultores estadounidenses.

Dicho esto, incluso a su precio más bajo, el cáñamo es significativamente más rentable que la soya en su precio máximo o muchos otros productos agrícolas.

Puede leer el artículo completo aquí.

Si desea conocer más el cannabidiol y el cáñamo, visite nuestra página y aprenda más en nuestra sección de noticias.

Llámanos
WhatsApp chat

Send this to friend