(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 3055 7068 [email protected]

Nuestro sistema endocannabinoide es vital para regular aspectos clave de nuestra biología. Compuesto de sitios receptores, endocannabinoides y enzimas metabólicas, el sistema endocannabinoide (SEC) asegura que nuestros procesos mantengan la homeostasis. Funciones como humor, memoria, control de temperatura, regulación del dolor, respuesta inmune y apetito están reguladas por el SEC. Otro de sus procesos, es la regulación  el sueño.

El SEC cuenta con dos receptores cannabinoides – CB1 y CB2 ubicados en las células de todo el cuerpo, según estudios realizados. Los endocannabinoides producidos en gran medida y de manera natural, interactúan con estos receptores para provocar una respuesta química y así ayudar a que los sistemas permanezcan en equilibrio. Con la deficiencia de endocannabinoides, las enzimas metabólicas los descomponen.

Los investigadores creen que el CB1 es el receptor que está implicado predominante en la regulación del sueño. Un aumento en la señalización endocannabinoide y la activación de los receptores CB1 dentro del sistema nervioso central promueve los efectos inductores del sueño. La activación de los receptores CB1 desencadena la liberación de la adenosina, encargada de inducir al sueño. Cuando el receptor CB1 se bloquea, estimula la liberación de sustancias químicas que mantienen la vigilia.

Cuando el sistema endocannabinoide está funcionando correctamente, aumenta o disminuye la señalización de los receptores CB1 produciendo el tipo apropiado de endocannabinoides. Esto, a su vez, regula adecuadamente nuestro ritmo circadiano o reloj interno, y ayuda a controlar nuestros ciclos sueño-vigilia. Cuando una persona no está durmiendo bien y tiene un trastorno del sueño, es probable que se asocie con una disfunción en el SEC.

Los trastornos del sueño son interrupciones en los patrones normales de sueño. El insomnio, (el tipo más común de trastorno del sueño) es cuando una persona tiene dificultad dormir o permanecer dormido. No sólo es la privación de sueño incómoda, sino que puede afectar la salud y la seguridad. No dormir lo suficiente disminuye el rendimiento físico, el estado de alerta, deteriora la memoria y las habilidades cognitivas.

Debido a que el SEC desempeña un papel importante en la regulación del sueño, algunos investigadores creen que la modulación del SEC podría ser beneficioso para abordar los trastornos del sueño. Mientras que aún hay más investigación por hacer, los cannabinoides, que interactúan con los receptores CB1 y CB2, pueden ayudar a asegurar que el SEC funciona correctamente y es capaz de regular eficazmente todos los procesos, incluido el sueño.

Obtenga más información sobre el Sistema Endocannabinoide visitando nuestra página de noticias.

Llámanos
WhatsApp chat

Send this to friend