(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 3055 7068 [email protected]

Métodos de extracción 

 

Los métodos de extracción del cáñamo pueden parecer sencillos, sin embargo, los riesgos que implican y la forma en la que afectan la calidad del producto han hecho que HempMeds® México sólo considere la extracción por CO2 supercrítico. 

En el presente artículo analizaremos porque hemos desechado otros métodos de extracción. 

Los riesgos de otros métodos de extracción 

Extracción con butano 

El proceso de aceite de hachís de butano utiliza el solvente de butano, que si se manipula incorrectamente, puede explotar. Este método, al igual que otros solventes tóxicos como el hexano y la acetona, puede causar contaminación residual si no se eliminan por completo a través de un proceso de purga, lo que puede provocar efectos adversos en la función inmunitaria. Estos métodos de extracción con disolventes tóxicos también pueden causar daños al medio ambiente. 

Extracción con alcohol 

Un método un tanto popular para extraer aceite de cannabis, implica remojar la materia de la planta en alcohol puro o un solvente como butano, pentano, propano, hexano o acetona. 

Si bien este método es barato y relativamente fácil de realizar, puede provocar explosiones o incendios. Durante el proceso, hay humos abiertos susceptibles incendiarse con facilidad.  Al igual que con el método del aceite de hash de butano, existe la posibilidad de que queden residuos inseguros en los solventes. 

Otro grave problema con este método, son los productos finales con una mínima concentración de cannabinoides. 

Extracción con etanol 

El etanol se encuentra comúnmente en pinturas, marcadores y productos de cuidado personal como enjuagues bucales, perfumes y desodorante. Además, el etanol se usa comúnmente como conservante y aditivo con los alimentos. 

El etanol se considera relativamente seguro para el consumo humano cuando no se consume en niveles elevados. Sin embargo, existe un inconveniente al usarlo para extraer aceite de cáñamo. Las moléculas de etanol tienen extremos polares y no polares, lo que significa que extrae más compuestos de toda la planta, incluida la clorofila, para obtener un aceite de cáñamo más oscuro que generalmente requiere niveles significativos de procesamiento secundario. 

Extracción con aceite de oliva 

Un aspecto positivo sobre la extracción de aceite de cáñamo con aceite de oliva es que la técnica es muy simple y segura, y requiere que el aceite de oliva se caliente hasta 200 grados Fahrenheit. La parte negativa es que el aceite extraído con aceite de oliva no se puede concentrar, dejando un producto final que contiene muy poco cannabidiol. El extracto final también es muy perecedero. 

HempMeds® México usa un proceso de extracción de CO2 supercrítico 

Para garantizar la seguridad y la calidad de nuestros productos derivados del aceite rico en cannabidiolHempMeds® México elige usar CO2 supercrítico como método de extracción. 

La extracción por CO2 supercrítico es un proceso que separa un componente de otro usando CO2 líquido como solvente. El dióxido de carbono es un gas no tóxico, no inflamable, utilizado ampliamente en una variedad de industrias. Se usa ampliamente para la extracción comercial de alimentos, aromatizantes y perfumes. 

La razón más importante por la que elegimos usar CO2 supercrítico en nuestro proceso de extracción es porque no es tóxico, lo que ayuda a protegerlo a usted y a su familia. También es seguro para trabajar porque no es inflamable y no representa un peligro por su inhalación. 

El CO2 supercrítico es también un método de extracción más respetuoso con el medio ambiente, pues no contribuye al aumento de las emisiones de carbono en la atmósfera. 

Visite nuestra página para saber más sobre el cáñamo y el cannabidiol.

Llámanos
WhatsApp chat

Send this to friend