(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 3055 7068 [email protected]

Nuestro compromiso impulsa  las decisiones que tomamos respecto a la forma en que cultivamos y fabricamos nuestros productos ricos en CBD. El uso de dióxido de carbono supercrítico (CO2) en nuestro proceso de extracción es una de las decisiones importantes para asegurar un producto confiable y de calidad.

¿Qué es Extracción?

El aceite de cáñamo rico en cannabidiol, se extrae de los tallos y hojas de las plantas de cáñamo cultivadas de manera sostenible. Los aceites botánicos se pueden extraer de distintas plantas utilizando una variedad de métodos. En general, un solvente se transfiere a través del material vegetal, extrayendo el aceite rico en compuestos puros.

En HempMeds® México, en lugar de utilizar un solvente químico como el butano, el hexano o la acetona, utilizamos CO2 supercrítico.

Proceso de crear el co2 supercrítico

¿Por Qué Utilizamos CO2 Supercrítico?

El CO2 supercrítico se refiere a un estado líquido de dióxido de carbono que se mantiene en o por encima de su temperatura y presión crítica. El uso de CO2 supercrítico para extraer aceites botánicos puede ser más costoso y requiere una mayor habilidad para hacerlo correctamente, sin embargo, ofrece una forma más confiable y más segura de extraer el aceite puro de cáñamo. Otros solventes químicos pueden persistir en el aceite extraído si no se elimina correctamente.

La estabilidad del CO2 permite que el cáñamo sea extraído con poco daño y debido a su baja toxicidad y su bajo impacto ambiental, este método se ha hecho muy común en la industria alimentaria.

Dado que tampoco es tóxico o inflamable es preferible usarlo en lugar de otros solventes como el hexano, el butano y la acetona, ya que estos si pueden llegar a ser tóxicos y/o inflamables , además pueden llegar a causar contaminación residual en el aceite si no es separado de manera correcta, llegando a tener efectos adversos a la salud. Por otro lado, mediante esta extracción se mantiene la escencia original de la planta evitando que su olor sea diferente al natural como por ejemplo en la separación de la cafeína del café para crear café descafeinado.

Proceso de extracción

La extracción de CO2 supercrítico se logra con técnicos experimentados y altamente capacitados junto con un laboratorio de alta tecnología. De una manera básica, la extracción mediante CO2 supercrítico es cambiar cambiar de fase física el dióxido de carbono mediante la presión y temperatura.

El CO2 es sintonizable, lo que lo hace perfecto para el proceso supercrítico. Primero el CO2 se enfría y comprime hasta más de 10,000psi, lo que es una presión muy alta. A esta presión el dióxido de carbono se vuelve “supercrítico” lo que significa que cambia de estado de gaseoso a liquido.

En este estado posee las propiedades de un líquido y un gas al mismo tiempo. Luego se calienta y pasa a través del cáñamo en un extractor de circuito cerrado, sin causar daño a los compuestos sensibles al calor, como enzimas o vitaminas.

El resultado de este proceso es un CO2 liberado y reciclado que deja un extracto altamente concentrado y totalmente puro que el cuerpo puede digerir más fácilmente. El aceite de rico en cannabidiol que proviene de la extracción supercrítica es un producto cannabinoide de espectro completo que es transparente con un color ámbar claro.

extracción de cáñamo

¿Cuál es la mejor razón para preferir este proceso?

De entre las razones a favor para usar este proceso se encuentra que la extracción por CO2 supercrítico es amable con el medio ambiente ya que se puede reutilizar, los residuos no son tóxicos, no es inflamable como otros métodos a base de butano, es seguro para las sustancias sensibles al calor y las sustancias que son difíciles de separar pueden ser particularmente fáciles de disolver en CO2.

Si desea saber más sobre nuestros productos visite nuestra sección de noticias

Llámanos
WhatsApp chat

Send this to friend