(81) 2165 2020, (81)2165 4080, WhatsApp 81 2120 2978 [email protected]

El abuso del consumo de los combustibles fósiles daña al medio ambiente y el cáñamo podría ser una solución. La revista electrónica Ministry of Hemp publicó un artículo que ilustra este punto.

Las fuentes tradicionales de combustible dañan el medio ambiente y se están agotando. Mucha de la contaminación del aire proveniente del procesamiento de combustibles fósiles, los cuales dañan la troposfera e indirectamente agotan el ozono de nuestra atmósfera, por lo que las fuentes alternativas de combustible se están volviendo cada vez más importantes. Hoy nos centramos en una fuente de combustible, el biocombustible de cáñamo.

Biodiesel de cáñamo

El autor explica que el biodiesel se produce mediante el prensado de semillas de cáñamo para extraer sus aceites y grasas. Después de la extracción, el producto se somete a más pasos para convertirlo en un biocombustible que, si se procesa correctamente, se puede colocar en cualquier automóvil que funcione con diesel. Además, se puede almacenar y transportar como el diesel, por lo que no es necesario crear un nuevo sistema para el transporte o cambiar los motores.

Uso del cáñamo para hacer el etanol

El etanol se hace tradicionalmente a partir de cultivos a base de trigo, como el maíz y la cebada. Se usa tradicionalmente como un aditivo a la gasolina, que dio paso a nuestros vehículos de «combustible flexible» de hoy. El cáñamo se puede transformar en etanol por varias formas de fermentación.

El uso del cáñamo como la principal fuente de etanol, en lugar de cultivos alimenticios como el trigo y el maíz tiene claras ventajas, pues permite una mayor eficiencia en la producción de alimentos, además de que el cáñamo se puede cultivar en condiciones menos exigentes a diferencia del maíz o el trigo. El etanol derivado del cáñamo también comparte las ventajas de facilidad de uso del biodiesel.

Cómo la industria automovilística ya utiliza el cáñamo

Si bien el biocombustible del cáñamo todavía no es una alternativa popular, la industria automotriz ya utiliza la planta. Los fabricantes de automóviles tejen el plástico de cáñamo en un material flexible similar a la fibra de vidrio y lo usan como paneles para puertas interiores y piezas de acabado. Otras compañías se dedican a producir fibra de cáñamo y lo venden a compañías automotrices para que se conviertan en puertas de automóviles y paneles. Las ventajas que vienen con los materiales hechos con cáñamo incluyen que son más livianos, biodegradables y provienen de un recurso renovable. El cáñamo crece en aproximadamente 3 meses, mientras que los metales tardan miles de años en formarse.

Para leer el artículo original puede hacerlo aquí.

Llámanos
WhatsApp chat

Send this to friend